Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes (León)

Casina


La hospitalidad ha continuado con sus peregrinaciones, y actividades a lo largo del año para dar a conocer el mensaje de Lourdes y profundizar en su conocimiento, también se cuida la espiritualidad de los miembros de la asociación, pero, si hay una actividad que destaca por encima de todas es la visita a discapacitados en sus lugares de residencia. Se han encontrado con personas, que nunca han salido de su pueblo, incluso de sus casas, esta situación genera un hondo malestar en la junta directiva que comienza a preguntarse que será de estas personas el día que sus familias fallezcan,

Comienza a fraguarse un proyecto arriesgado, pero si se consigue gratificante y con futuro, es un proyecto social: construir una residencias para disminuidos físicos. Era finales de los años 70 inicio de los 80. Buscando lugar donde hacer realidad este sueño, se encuentran con la donación de un solar en la Virgen del Camino concretamente en la calle Santa Marina.

Aquí comienza la gran aventura, para la construcción hubo varios avatares, falta de dinero, de recursos,… todo se iba solventando con la buena voluntad de los hospitalarios: venta de cerillas, rifas, flores, ramos,… Tambien se reciben subvenciones del ministerio de Sanida en año 1981, se pide ayuda a Caritas que nos hace una donación de 2 millones de pesetas…

Se llegan incluso a parar las obras por falta de dinero en julio de 1981.

Todos estos inconvenientes se van subsanando nombrando director de la residencia a D. Marciano Agundez de la Calle, hospitalario, a principios del año 1982. Solo falta la llegada de los primeros residentes, que se instalan en el mes de octubre del mismo año.

Es una residencia para discapacitados físicos, que tienes cierta autonomía, viven en apartamentos, pudiendo comer en el comedor general, donde también hay una cafetería. Una idea de lo mas actual pero de hace más de 30 años, una oferta pionera que hoy se concreta en pisos tutelados, y residencias tuteladas.

La dificultad en la gestión de la residencia y con el apoyo del Obispado de León el 13 de abril del año 1999, se cede a la Asociación Edad Dorada Mensajeros de La Paz la gestión de la residencia, por un periodo de 30 años,

Ha día de hoy su utilización ésta muy lejos de aquello para lo que fue concebida, ya que es una residencia de tercera edad, en lugar de un centro para discapacitados.