Hospitalidad de Ntra. Sra. de Lourdes (León)

Carta del Rector del Santuario


Estimados amigos,

El Presidente Macron se ha dirigido al país para dar nuevas directivas en lo conciernente a la crísis sanitaria. Es legítimo que ustedes se planteen interrogantes de lo que eso significa para el santuario de Lourdes. En el momento actual no tengo suficientes informaciones al respecto para darles a conocer, sin embargo es mi deseo compartir con todos ustedes algunas novedades.

Nuestro santuario sigue viviendo. Muchos medios de comunicación, en estos últimos días, hablan de una nueva manera, por parte del santuario, de estar presente. Se trata de la oración ininterrumpida , de la mañana a la noche, en la Gruta, por parte de los capellanes, llevando así a los piés de la Virgen gran cantidad de intenciones que recibimos todos los días. Les puedo asegurar que no tenemos la impresión de rezar solos, sino que lo hacemos acompañados y en comunión con todos aquellos que se unen a esta cadena de oración a través de los diferentes medios de comunicación y redes sociales. Las celebraciones de la Semana Santa han sido, para muchos, un sostén espiritual, me alegro de esto y les pido que den a conocer a los peregrinos y hospitalarios esta posibilidad de poder rezar juntos.

Nuestro santuario sigue viviendo. Especialmente con aquellas peregrinaciones que deberían haber venido y no lo pudieron hacer. El cirio que todas las mañanas se enciende en la Gruta quiere significar la presencia de esas peregrinaciones. Además existe la posibilidad de vivir una peregrinación espiritual consultando el sitio : https://www.lourdes-france.org/votre-pelerinage-spirituel-a-lourdes/ Para aquellos deseen una presencia espiritual existe la posibilidad de depositar una vela que cada día un capellán enciende, consultar : https:/www.lourdes-france.org/une-flamme-une presence/?p=W, los invito a dar a conocer esta iniciativa como así a comunicarse con nosotros para hacernos llegar vuestras intenciones de oración.

Nuestro santuario sigue viviendo. L’Accueil Notre Dame acogió tres personas contagiadas por el COVID y que estaban en situación de precaridad. No era necesario que permanecieran en un hospital. Es la vocación del santuario de estar al servicio de las personas enfermas. Todo esto se hace bajo la responsabilidad de las autoridades sanitarias y de la Cruz Roja.

El santuario sigue viviendo. Pero esto, evidentemente, no es lo mismo que vuestra presencia en las procesiones, celebraciones y en el servicio hacia las personas enfermas. Todos extrañamos esta manera de vivir el Evangelio en el santuario. Al mismo tiempo debemos decirnos que esta situación no es definitiva. Por otro lado sabemos que para volver a la normalidad hará falta tiempo y paciencia. Estamos en contacto permanente con las autoridades para saber cuando y en que condiciones podremos acoger a las personas enfermas. En las próximas semana el gobierno anunciará medidas concretas en lo que respecta a la vuelta progresiva a la normalidad. La salud de cada uno y de todos debe ser lo prioritario. A medida que la información nos llegue les haremos saber que es lo que se decide con respecto al santuario.

Este tiempo difícil es también un tiempo propicio para la creatividad y la imaginación. Por eso, aquellas peregrinaciones u hospitalidades que lo deseen podrán venir después de las fechas que habían programado. Aunque sea con menos peregrinos, Lourdes es siempre un lugar popicio para acoger la gracia y las gracias del santuario. Probablemente durante un cierto tiempo la piscinas esatarán cerradas, pero siempre se podrá hacer celebración del gesto del agua. Por eso hemos decidido prolongar la temporada de peregrinaciones hasta el 8 de Diciembre.

Termino esta carta, seguramente un poco larga, para compartir también mi preocupación en lo que respecta a la situación financiera. El santuario vive de los donativos. Hoy, esta fuente de recursos no existe. Ciertamente que la misión del santuario es una misión espiritual, pero para llevarla a cabo necesitamos de la ayuda de los peregrinos y de los donantes que desean que este santuario pueda continuar con su misión pastoral tan necesaria para nuestra sociedad. Por lo tanto, los invito a dar a conocer esta página web : https://www.lourdes-france.org/faire-un-don/

Estimados amigos, en nombre propio así como en nombre de los capellanes y del personal del santuario, les hago llegar mis saludos, esperando que vivamos este tiempo en la comunión de la oración y esperando, cuando sea posible, el poder encontranos santuario de nuestra Madre.

Monseigneur Olivier Ribadeau Dumas
Recteur du Sanctuaire N-D de Lourdes